limpiar-juguete-sexual

Los juguetes sexuales o eróticos son más populares entre hombres y mujeres que buscan una experiencia placentera diferente, ya sea solos o con la pareja.

El uso de los juguetes sexuales requiere de buen cuidado y limpieza para mantenerlos en buenas condiciones, hasta que se vuelvan a utilizar. Se trata de un punto muy importante, ya que evitará problemas más adelante.

Las mejores formas de limpiar juguetes sexuales

Los juguetes sexuales se colocan en lugares internos del cuerpo, ya sea en la vagina o el ano, así como en zonas exteriores. En ambos casos, es importante cumplir con las garantías higiénicas y saludables, para evitar enfermedades o afecciones.

mujer con consolador

La correcta limpieza de los juguetes eróticos comienza con la lectura de las instrucciones, donde indican el tipo de limpieza y mantenimiento que necesitas. Es una manera efectiva de limpiarlos y cuidarlos de la manera correcta.

Por lo general, gran parte de los juguetes sexuales se puede lavar con agua tibia y jabón neutro, es decir, sin perfumes y con un pH de 5.5. Sin embargo, se recomienda utilizar limpiadores de juguetes íntimos, estos cuentan con una fabricación especialmente para ello.

A la hora de comprar los limpiadores de juguetes íntimos, es importante considerar algunos puntos esenciales, como servir para cualquier tipo de juguete, desinfectar, no contiene alcohol, cuenta con un aroma agradable,  y es fácil de usar.

De igual manera, la limpieza de los juguetes sexuales dependerá del material de fabricación. En cada caso, se debe hacer lo siguiente para garantizar su correcta limpieza.

Juguetes eróticos de material rígido

Los juguetes eróticos de acrílico o plástico son los más fáciles de limpiar. Con agua tibia y un limpiador específico, se pueden dejar como nuevos. Gracias a esto se mantienen en condiciones impecables, libres de cualquier bacteria externa que pueda adherirse del ambiente.

Si los juguetes eróticos son de pilas, se debe evitar que se moje durante la limpieza, de lo contrario afectará su movimiento.

Por otro lado, están los juguetes eróticos de cristal o con acabado metálico, siguen el mismo método de limpieza que en el anterior caso, aunque se pueden desinfectar dejándolos en agua caliente durante unos segundos.

Juguetes eróticos de material flexible

Los juguetes eróticos de silicona tienen una gran resistencia a la humedad y a las elevadas temperaturas. Esto permite que se puedan colocar en agua hirviendo, siempre que no cuenten con mecanismos internos o compartimiento de pilas.

Sin embargo, los juguetes de deben lavar con jabón neutro o un limpiador específico, además de colocarlos en agua hirviendo. En el caso de los juguetes de gelatina o de látex, no es posible hervirlos, pero con agua y un limpiador es suficiente.

limpieza juguetes sexuales

Las vaginas en lata requieren de un proceso de limpieza que se diferencia en varios aspectos al resto de los juguetes eróticos. Aparte de lavarlas con agua tibia y un limpiador, se debe usar un tipo de polvo renovador.

El uso de polvos renovadores es recomendado por los fabricantes por ser capaces de eliminar la sensación pegajosa, y se deben usar cuando los juguetes estén totalmente secos.

¿Cómo guardar los juguetes eróticos?

Al igual que con la limpieza, el almacenamiento de los juguetes sexuales es muy importante para su correcto cuidado. Ambas acciones se deben realizar con el mayor cuidado, para seguir disfrutando de ellos por más tiempo.

No hay que olvidar que los juguetes sexuales pasarán más tiempo en su caja que en la cama, por eso es esencial guardarlos correctamente para garantizar su óptimo funcionamiento.

Muchos de los fabricantes venden los juguetes eróticos con sus propias bolsas para guardarlos. Son bolsas fabricadas especialmente para ellos, asegurando que estarán bien protegidos.

En caso de no venir con bolsa, se pueden guardar en un neceser, una bolsa de tela, y hasta en un calcetín de algodón, ya que lo importante es que estén limpios y secos. También hay que asegurarse de que no dejen residuos en los juguetes eróticos.

Antes de guardar los juguetes sexuales, deben pasar por el proceso de limpieza y secado. Si se tienen varios juguetes, hay que guardarlos por separado y evitar que entren en contacto.

Consejos para su cuidado

Los juguetes eróticos se encontrarán en las partes íntimas de las personas. Por tal motivo, durante el proceso de limpieza, secado y guardado, es importante que no entren en contacto con otros elementos que puedan transferir bacterias.

Otro consejo útil para su cuidado es usar lubricante al agua, no siliconas o base de aceite, esto ayuda a que se conserve en mejores condiciones, sin afectar la penetración.

En caso de no tener jabón neutro, lo mejor es usar limpiadores específicos para cada tipo de material. Existen muchas marcas para elegir, por lo que se debe buscar las mejor valoradas o con más años de experiencia.

No se recomienda el uso de secadores o toallas, los juguetes sexuales se deben secar al aire, y tampoco hay que sumergirlos si no están hechos para esto. No es lo mismo sumergible que resistente al agua.

Antes de lavarlos hay que retirar las pilas, al igual que si se pasará mucho tiempo sin usarlos. Nunca se deben compartir los juguetes sexuales con otras personas, y si se usan en el ano o vagina, se recomienda el uso de preservativo.

Siguiendo estos pasos es posible limpiar los juguetes sexuales de forma óptima, de esta manera se mantiene su vida útil y correcto funcionamiento. Además, se cuida la higiene y el bienestar de las partes íntimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.